jueves, noviembre 01, 2012

100% MAX. PUNISHER MAX 4: Sin hogar

Guion: Jason Aaron

Dibujo: Steve Dillon

Color: Matt Hollingsworth

Panini Cómics 

Contiene Punisher Max 17-22 USA 

Valoración: 7 sobre 10

Citas: "Su seguridad es una broma. Llevo cerca de usted más de una hora ya. Podría haberlo matado de mil maneras distintas." (Elektra)

-"Tengo que matarlo, arrastrar su cuerpo a la calle y demostrarle a toda la puta ciudad que los Kingpins van y viene. Pero yo no." (Frank Castle)


Comentario: Culmina en este tomo recopilatorio la etapa de Punisher en la línea para adultos "Max", lo cual ha significado algún desnudo esporádico, sexo explícito sin enseñar demasiada carnaza y mucha, mucha violencia extrema. Garth Ennis y su alumno aventajado en esta serie, Jason Aaron, han realizado una labor colosal: han exprimido al máximo las posibilidades de este personaje dejándolo muy difícil para cualquier otro autor que sólo podrá redundar o crear un Punisher light. Aunque enfermizamente atrayente, no ha sido nada bonito. Ambos autores nos han paseado por una representación creíble y atroz del lado oscuro de la sociedad, por las miserias y la corrupción del ser humano, en donde, tristemente, la única luz se encontraba en el impulso homicida hacia los criminales del protagonista atrapado en un cuerpo mortal del que a veces ni él mismo es consciente de sus límites. No obstante, siempre se ha presentado a éste como inmerso en una lucha que no puede ganar, como una piedra frente a un océano, pues combate la violencia con más violencia  y lucha contra los síntomas de una sociedad podrida en vez de atajar sus orígenes.

Aaron cierra todos los argumentos en este tomo de una manera que saca de la continuidad clásica a Punisher, crea un mundo o futuro alternativo para el mismo, con el final más lógico para un justiciero pistolero como Frank Castle. Garth Ennis ya se aventuró con un futuro apocalíptico y desesperanzador para la humanidad en "Punisher: El fin", pero Aaron lo hace menos catastrófico, más local, y otorga a los actos del Castigador cierta trascendencia social. Ambos autores han profundizado y reformado la visión del pasado, presente y futuro del ejecutor más famoso de Marvel: muestran un individuo atormentado por la culpa de no haber podido salvar a su familia y para el que esta tragedia de perder a sus seres queridos y la guerra de Vietnam supusieron catalizadores hacia su auténtica naturaleza carente de apenas emociones y destructiva enfocada hacia la podredumbre de la sociedad.

Tras haber sacrificado a su familia, Wilson Fisk ha logrado su máximo sueño vital: convertirse en el jefe del hampa en New York. Ahora le queda lo difícil: mantenerse todo el tiempo que pueda en su puesto aferrado a una privilegiada situación de poder y dinero que entra a espuertas, y para ello permanece enclaustrado en su inexpugnable fortaleza, no escatimando en seguridad en su rascacielos personal. Sus enemigos, entre los que se incluyen su esposa resentida por la pérdida de su hijo por culpa de su marido y, sobre todo, el Castigador, no cejarán en intentar que Kingpin salga de su escondrijo para obtener la oportunidad de liquidarlo.

Lo que ocurre en el presente tomo deriva en gran parte de lo que aconteció en el anterior, en que Bullseye, contratado por Fisk, un psicópata asesino tan minucioso que para meterse en la mente de su objetivo, el Castigador, masacró a varias familias para imitar la tragedia de Castle, consiguió arrebatarle al justiciero de la calavera en el pecho toda la infraestructura y armamento en la ciudad de los rascacielos;  además, de haber dañado su reputación dificultándole su venganza ante los criminales que creen que ha perdido facultades, aunque Bullseye haya quedado muy mal parado de su encuentro contra Punisher. Así que, en este tomo, Frank vive su particular "Born Again" para rearmarse y cumplir su propósito de destronar al rey mafioso de la ciudad paso a paso. Por su parte, La Mano, una siniestra organización de ninjas adoradores de la Muerte, ofrece sus servicios al orondo mandamás mafioso de la ciudad a través de su mejor asesina, Elektra, la cual se representa más retorcida y sádica que nunca, capaz de excitarse tras una matanza  y de mantener una doble relación sexual con Kingpin y la esposa de éste.

Todos estos actores desatados en busca de sangre se precipitan hacia un fatal e impactante desenlace, zanjando, sin duda, la mejor etapa de todos los tiempos del Castigador, poniendo el broche final una breve intervención del agente Nick Furia.

No hay comentarios: