lunes, diciembre 28, 2009

BANNER





Startling Stories: Banner Serie limitada de 4 números

Guion: Brian Azzarello

Dibujo: Richard Corben

Color: Studio F

Valoración: 7 sobre 10

Edición española: Banner, Forum

Citas destacadas: -"Dios mío...¿qué he hecho? ¿Qué hice para merecer esto?" (Bruce Banner)

-"Va a hacerle una lobotomía" (General Ross)

-"La bomba gamma no era la siguiente fase de la guerra...yo lo era." (Bruce Banner)


Reseña: El mejor autor indiscutible que ha ollado la serie de The Incredible Hulk es Peter David, quien se caracteriza por haber huido siempre de la versión idiota y monosilábica de Hulk. De hecho, cuando intentaron imponérselo, abandonó la serie tras más de 10 años en la misma. Tal personaje estúpido limitaba demasiado los argumentos.

De entre los cientos de historias protagonizadas por ese Hulk descerebrado, elijo esta serie publicada en una serie limitada de 4 episodios, porque aparte de resultar representativa de los tópicos del mismo (ejército persiguiéndolo, Hulk monosilábico destrozando a sus enemigos...), reúne una serie de peculiaridades que la hacen resaltar sobre las demás. En principio, se trata de una historia fuera de la continuidad, por lo que se le concede a sus autores una libertad creativa al respecto. El equipo artístico también destaca: Azzarello y Corben, que brillaron en Hellblazer y sobre todo en la maxiserie de serie negra 100 balas. Al primero le encantan las intrigas policíacas y militares, con las que aquí podrá explayarse a gusto y el segundo posee una trayectoria artística muy prolífica y larga, con un estilo muy reconocible con figuras y objetos muy plásticos que parecen moldeados de plastilina.

El atormentado Banner desea morir por la maldición que arrastra. Recorre el estado como un vagabundo y cuando intenta suicidarse, su alter ego verdoso reaparece salvándole de sí mismo. Azzarello realiza una versión más realista y bestial de Hulk que nunca respondiendo a la pregunta de qué ocurriría si alguien como el gigante esmeralda se moviera de verdad descontroladamente por zonas habitadas. Cuando éste llega a una ciudad, acaba en ruinas, con cientos de heridos y muertos, lo cual se muestra en toda su crudeza, dejando tras de sí un desastre humano y material provocado por esta imparable fuerza de la Naturaleza desatada.

Los demás personajes típicos aparecen también radicalizados: el general Ross dirige las fuerzas militares que persiguen al objetivo de jade y se muestra como un militar que no es más que una máquina sin sentimientos que cumple con su deber sin más. Peor aún resulta el Doctor Samson, que sirve de hilo conductor para la historia y es el ideólogo de la misión de captura del gigante esmeralda. El doctor de pelo verde se caracteriza aquí como un sádico vanidoso capaz de sacrificar a soldados como si simple morralla fueran. Para Samson supone un desafío atrapar al goliat verde y, por su parte, el general pretende borrarle la memoria, tras usarlo como la nueva arma del ejército, ya que más allá de las bombas de siempre, la nueva locura del ejército son las "bombas vivientes". Todos quieren un pedazo de esa estúpida y destructiva criatura verde obsesionada con encontrar a Banner, pero ¿de verdad puede ser detenido?

lunes, diciembre 21, 2009

Hulk: La película y su adaptación oficial



Director: Ang Lee

Actores: Eric Bana (Bruce Banner), Jennifer Connelly (Betty Boss), Sam Elliott (Ross), Josh Lucas (Talbot), Nick Nolte (Padre de Bruce), Paul Kersey (Bruce Banner niño), Cara Buono (Edith Banner), Todd Tesen (Joven Ross), Kevin Rankin (Harper), Celia Weston (Sra. Krensler), Daniel Dae Kim (Aide), Mike Erwin (Bruce Banner adolescente)

Guion: John Turman, Michael France y James Schamus

Producción: Gale Anne Hurd, Avi Arad, James Schamus y Larry Franco

Producción ejecutiva: Stan Lee, Kevin Feige, Cheryl A. Tkach y David Womark

Música: Danny Elfman

Duración: 138 minutos

Distribuidora: Universal Pictures

Año estreno: 2003

Valoración: 7 sobre 10

Cómic de la adaptación oficial de la película:

Guion: Bruce Jones

Lápiz: Mark Bagley

Tinta: Scott Hanna

Color: Avalon Studios' Ian Hannin

Citas destacadas: -"¿Sabes lo que más me asusta? Cuando me pasa eso y pierdo completamente el control...Me gusta." (Banner)

-"Era como un sueño. La ira. El poder. Y la libertad." (Banner)

Reseña: La mejor adaptación de Hulk que ha habido y posiblemente que habrá, aunque no funcionó tan bien en taquilla como para realizar una secuela en condiciones. De hecho, la siguiente película a ésta se distancia mucho: cambia el origen de Hulk (del accidente para salvar a un compañero pasa a ser un experimento que Banner aplica en sí mismo sobre la resistencia a la radiación), la dinámica (la primera se detiene más en las motivaciones y sentimientos que mueven a los personajes, mientras que la siguiente supone un declive hacia la acción pura y dura, a la pelea constante entre el protagonista y el ejército y la Abominación), y los realizadores de ambas películas son distintos.

Sin embargo, se percibe más "amor", "compromiso", "buenas intenciones" por parte de sus realizadores hacia la presente película para lograr una obra más allá del producto puramente comercial e impactante visualmente que es la segunda. Esto se deduce por lo cuidadosamente con que se escogieron a los encargados de su realización empezando porque no se trata de la última hornada de realizadores de videoclips que impriman un ritmo acelerado a la película, sino a un director de prestigio, innovador como Ang Lee, premiado por su "Tigre y Dragón" y que se caracteriza por la sensibilidad que manifiesta en muchas de sus obras y la profundidad que suele imprimir a sus personajes.

En sus comentarios sobre la película, Lee afirma que pretende mostrar, con ayuda de los guionistas, qué mueve a Banner y a Hulk, profundizando en la tortuosa relación con su padre. También apuesta por la innovación con una técnica popularizada por la teleserie "24" en que la acción se observa en diversos puntos de vista a la vez. El director indica que desea crear una atmósfera onírica en ocasiones, con tendencia a la pesadilla. Aunque esta adaptación cinematográfica presenta más características del Hulk verde y salvaje de siempre, se cogen también algunas ideas del guionista Peter David en vez de como ocurre en la segunda donde se "bebe" más de la etapa de Bruce Jones, una de las más nefastas de la serie del coloso esmeralda por culpa de las intromisiones editoriales sobre este último guionista.

No olvidemos tampoco a los excelentes actores escogidos: Eric Bana (Banner), Jennifer Connelly (Betty), Nick Nolte (Brian Banner)...que realizan una buena labor como cabía esperar. Y para la banda sonora contamos con Danny Elfman, creador de otras bandas sonoras tan inolvidables de películas consagradas como "Eduardo Manostijeras" o "Batman", que favorecerá la atmósfera onírica y de tensión constante.

El científico Bruce Banner sufre un accidente en su laboratorio donde se ve expuesto a una gran cantidad de radiación gamma. A partir de entonces, cuando se le dispare la adrenalina, Banner se transformará en una enorme criatura verde con una increíble fuerza, pero con poco raciocinio. No obstante, la génesis de Hulk no se inició en el susodicho accidente, sino que ya existía de antes por culpa de los pecados de Brian Banner, el padre maltratador de Bruce. Éste experimentó sobre sí mismo y provocó con su violenta locura graves traumas a su hijo de manera que Hulk constituye la expresión de las emociones reprimidas, especialmente la ira, de Bruce. Ahora su padre, fugitivo de la justicia, vuelve para lograr dos propósitos a costa de su hijo: la inmortalidad y un poder inimaginable.

Bruce Jones, el guionista de la serie regular en ese momento, se encargó de la adaptación de la película al cómic, con el extraordinario Mark Bagley a los lápices. La verdad es que la narración resulta algo farragosa y precipitada como suele ser habitual en estas adaptaciones al cómic cuando se quiere introducir tanto en tan poco espacio.

lunes, diciembre 14, 2009



The Incredible Hulk vol. 2 números 465, 466 y 467

Títulos: Hombres de verde (465); La más triste de las palabras (466); Las arenas solitarias e iguales (467)

Títulos originales: Men In Green (465); Of All Sad Words... (466); The Lone and Level Sands (467)

Guion: Peter David

Lápiz: Dave Brewer (465); Adam Kubert (466, 467); Javier Pulido (467)

Tinta: Andrew Pepoy (465); Adam Kubert (466); Robin Riggs (467)

Color: Digital Chameleon (465); Steve Bucellatto (466, 467)

Valoración: 8 sobre 10

Edición española: Coleccionable El Increíble Hulk números 49 y 50, Planeta DeAgostini

Citas destacadas: -"A su manera, Hulk era, es, tan suave como Bruce. Pero no quiere parecer débil. Así que vocifera y machaca y aleja a todo el mundo para que no vean lo que por un instante me dejó ver. Está asustado, tanto como el resto de nosotros. Yo le comprendía más que nadie en el mundo..." (Betty)

-"Mi vida, una ruina destrozada. No queda nada. Sólo arena. Vacía, arrasada, un erial. Nada. Sin ella...sin Betty...no hay nada." (Banner)

-"La mayoría de la gente cree que Hulk es la encarnación de la cólera de Bruce. Yo creo que Hulk es, parcialmente, el instinto de supervivencia de Bruce. No importa lo mal que vayan las cosas para Bruce...Hulk quiere continuar. Así que el superviviente Hulk y el suicida Bruce estaban enfrentados." (Rick Jones)

-"He buscado el poder. Lo he buscado intentando dominar la naturaleza mientras la destruía. Ser el más fuerte que existe. Pero el único poder significativo es el poder que tenemos de ayudarnos unos a otros. Y ningún poder supera al amor, Rick. Es cursi, pero es verdad." (Bruce)

Reseña: "Lo tendrás todo y lo perderás", esas palabras del Maestro, la personalidad más perversa de Hulk, resonaron en la cabeza de éste desde que lo conoció en su mundo postapocalíptico y distópico atormentándole. Además, esas mismas palabras definen su existencia, ya que la maldición que arrastra, es decir, su personalidad fragmentada y en conflicto le impide conseguir una vida relativamente normal. Cualquier atisbo de normalidad resulta demolido en breve. Sólo Peter David supo captar y reflejar la dimensión trágica de este personaje. De ahí se desprende que Hulk siempre desee estar solo, aunque en realidad prefiera todo lo contrario: porque cuanto más posee, mayor y más dolorosa resultará la inevitable pérdida a la que se encuentra condenado.

La historia de Hulk durante estos años ha mantenido cierto paralelismo con la del propio guionista, como indica en sus columnas de But I digress...: "Hulk era para Myra, para la que me animó a encargarme del personaje. Con el paso de los años iba poniendo cada vez más de mí mismo en el propio personaje, pero a la hora de la verdad era la serie que quería que ella viese, leyese y criticase.", a lo que añade: "Entonces se rompió nuestro matrimonio y yo me vine abajo. Y conmigo, en cierta forma, la serie. Lo veo cada vez más claro según va pasando el tiempo. Hulk vagaba por el Universo Marvel sintiéndose desamparado, solo, en busca de amor sin saber dónde encontrarlo, igual que yo. No tenía nadie para quien escribir la colección y vagué durante meses sin rumbo, una intentona fallida tras otra, mientras trataba de volver al buen camino.". La verdad es que los directivos de Marvel no se lo perdonaron. No veían la luz al final del túnel y, tras presionarle para enfocar la serie hacia tópicos que funcionaron en el pasado, pero que no interesaban en absoluto al guionista, decidieron cortar por lo sano y despedir al mejor escritor de Hulk. Peter David reveló que creía que podría mejorar la situación, que se hizo ilusiones de que le permitirían remontar el vuelo: "Hace poco creí que lo había conseguido, y tener al fabuloso Adam Kubert como parte del equipo desde luego ayudó a ello. Mi vida personal ha mejorado, me sentía mejor conmigo mismo y, como consecuencia, el personaje también se sentía mejor consigo mismo. Bruce se estaba haciendo algo más duro, Hulk algo más entero, y me daba la impresión de que las cosas estaban empezando a cuajar."

Peter David confiesa de dónde le vino la idea de cargarse a la persona más amada de Hulk:"La verdad es que nunca se me hubiera ocurrido cargarme a Betty por mi cuenta. En concreto porque era el personaje favorito de Myra, no hubiera confiado en mis instintos creativos en ese tema, preocupándome por si lo hacía por despecho. Pero como la idea era de Bobbie [se refiere a la editora de la serie en ese momento Bobbie Chase], abracé las posibilidades y me puse con la historia, aunque le di un toque personal. La fecha y la hora de la muerte de Betty, por una asombrosa coincidencia, coincide exactamente con la fecha y la hora en que firmé la separación legal acabando nuestro matrimonio de veinte años.". Las Altas Esferas pretendían usar esta trama para empezar una nueva etapa con Hulk, volviendo al salvajismo que tanto aborrecía Peter David, por lo que limitaba cualquier argumento. Su negativa a seguir el juego de sus jefes supuso la salida de Peter David de la serie.

Antes de su marcha, los directivos le concedieron unas páginas para cerrar todas sus tramas. Peter David aprovechó la oportunidad para dar un golpe brillante: "No les di nada de lo que esperaban, saltando diez años en el futuro. Convencido de que, en muy poco tiempo, nadie recordaría o le importaría lo que hice en la colección (ya que futuros escritores desharían o ignorarían sin duda lo que yo había conseguido) dividí mi personalidad. Hablaba alternativamente a través de Bruce (Mi legado no será más que ruinas caídas y olvidadas) y, tocando los restos de mi matrimonio, a través de Rick (Hay otras cosas en la vida, ¿sabes? Date cuenta de lo que es importante. Familia, gente que amas...Eso es lo importante).". Y el guionista de Maryland sigue comentando las ideas que le rondaron para escribir su último número y reflejar su frustración ante la poca importancia que se le concede al pasado hoy día, donde sólo lo nuevo cuenta: "Y, mientras Rick tenía sobre su rodilla a una niña que se parecía sospechosamente a mi hija pequeña Ariel, hablaba de nuevo en mi nombre al decir: Podría seguir hablando (sobre Hulk) durante eras...pero a veces llegas a un punto en el que algo te detiene. Sí. Algo como el deseo de traer a alguien nuevo". Porque parece ser que los directivos preferían buscar a un nuevo guionista que cumpliera las expectativas que pretendían hacia un retorno a los tópicos del personaje de los que creían la fórmula para subir las ventas de nuevo.

Durante sus último números, el autor se dedicaba a definir un nuevo status para el protagonista: su adaptación a las instalaciones secretas en el área 102, invitado por el gobierno a cambio de que les echase una mano ante cualquier crisis y, de este modo, poder mantenerlo vigilado. Por primera vez parecía encauzar su vida hacia la felicidad, junto a su amada esposa Betty Banner, además de haber conseguido la liberación gracia al perdón de su mejor amigo Rick Jones por su reacción que le condenó a una silla de ruedas...Por fin, parece a punto de tocar el cielo, pero lo perderá drásticamente. De repente, le ocurre una de las peores cosas que puede pasarle a cualquier persona: la pérdida del ser amado.

Betty enferma, aparentemente por una exposición prolongada a la radiación de baja intensidad de su esposo, y sin que nadie pueda evitarlo, fallece. A partir de ahí, el protagonista iniciará su propia caída al abismo: Banner intentando suicidarse, totalmente desgarrado por su desgracia, sólo salvado en el último instante por el superviviente nato que es su alter ego verdoso.

En el último número guionizado por Peter David, éste escoge a Rick Jones para narrar lo acontecido, en modo de flashbacks, a Hulk en los últimos 10 años desde la muerte de Betty a un periodista que bien podría tratarse de Peter Parker. De su historia observamos que el protagonista ha tocado fondo, se ha convertido en un hombre destrozado que con paso firme se dirige hacia su inquietante destino, porque después de perder lo que más amaba, su esperanza hecha añicos, ya nada importa.

Con este desgarrador final, Peter David nos dice adiós. Los mejores años de Hulk deja tras de sí, aunque no es un adiós definitivo.

martes, diciembre 08, 2009



The Incredible Hulk vol. 2 números 462, 463 y 464

Títulos: Reconciliaciones (462); Pánico en la universidad (463); Campo de batalla: la Tierra (464)

Títulos originales: Reconciliations (462); College Daze (463); Battleground Earth (464)

Guion: Peter David

Lápiz: Adam Kubert

Tinta: Mark Farmer (462, 464); Mark Farmer, Dan Green, Sam LaRosa, Jesse Delperdang (463)

Color: Matthew Paine y Digital Chameleon (462); Digital Chameleon (463, 464)

Valoración: 6 sobre 10

Edición española: Coleccionable El Increíble Hulk números 48 y 49, Planeta DeAgostini

Citas destacadas: -"Miren, caballeros, llevo mucho tiempo pensando y estoy comenzando a darme cuenta de todos los agravios que nos podríamos haber librado estos años simplemente haciendo lo que Banner o su alter ego nos pedían que hiciésemos: no atacarle." (General Ross)

-"Cariño, estoy en casa." (Banner)

-"...tú, Banner, estás llamado a sacrificarte...para que viva mi hijo." (Armagedon)

Reseña: Todos estos años de ataques y persecuciones por parte del ejército de los EE. UU. hacia una de las criaturas más poderosas del Universo Marvel no sólo han resultado baldíos, sino también un craso error estratégico. Cualquier acción en este sentido constituye una estupidez, o así se desprende del nuevo planteamiento del guionista en que el comportamiento agresivo de Hulk responde a un deseo profundo de llamar la atención y conseguir afecto. Esto han comprendido los máximos responsables de la captura o/y aniquilación del goliat de jade, es decir, el general Ross y la coronel Lawrence que ordenan a sus fuerzas que se muestren indiferentes ante Hulk. De momento, su aplicación de psicología inversa funciona logrando que Hulk permanezca en las instalaciones militares del área 102, una base militar ultrasecreta, hasta, al menos, que las altas esferas decidan si matarlo o no, entre los que no faltarán los que exijan un tiro entre ceja y ceja.

La viabilidad a largo plazo de esta nueva estrategia de los dirigentes de las fuerzas que persiguen neutralizar la amenaza que representa Hulk y la adaptación del protagonista a las instalaciones del área 102 quedan interrumpidas por una invasión extraterrestre. Peter David recupera a los troyanos, una raza alienígena guerrera que conocimos en la saga Guerras Troyanas . En esta saga, Hulk no tuvo más remedio que asesinar (en defensa propia durante un combate cuerpo a cuerpo, aunque posiblemente pudo evitar este desenlace fatal) a Trauma, el hijo del emperador troyano, obsesionado con la arquera Atalanta (miembro de la organización subversiva del Panteón que por entonces dirigía el propio coloso esmeralda) hasta el punto de secuestrarla para convertirla en una de sus concubinas en su planeta.

Ahora, el poderoso Armagedon, el tirano de Troya, viaja a la Tierra para cumplir un objetivo: sacrificar a Hulk para recuperar a su hijo. Para ello, se instalan en Feudo Franco, las instalaciones ocultas bajo el hielo canadiense fundadas por el Líder acogiendo a personas afectadas por radiación, para utilizar la máquina de éste con la que revitalizó a Marlo y al general Ross. El emperador ha traído consigo un batallón de soldados fuertemente armados y robots gigantes para lograr con éxito su misión, aunque deban entrar en conflicto con la Tierra o matar a los seres queridos de Hulk para ello. Ante esta crisis cósmica, Estela Plateada no tardará en aparecer para volver a echar una mano a su compañero de los Defensores. No obstante, Hulk resolverá esta amenaza de una manera tan expeditiva como inesperada.

martes, diciembre 01, 2009



The Incredible Hulk vol. 2 números 460 y 461

Títulos: Vuelta a casa (460); Autodestrucción (461)

Títulos originales: Homecoming (460); Self Destruction (461)

Guion: Peter David

Lápiz: Adam Kubert (460); David Brewer (461)

Tinta: Mark Farmer (460); Andrew Pepoy (461)

Color: Lovern Kindzierski(460); Igor Kordey y Digital Chameleon (461)

Valoración: 6 sobre 10

Edición española: Coleccionable El Increíble Hulk número 48, Planeta DeAgostini

Citas destacadas: -"Te he hecho unos huevos revueltos, hijo. Creí que serían apropiados para darte la bienvenida al primer día del resto de tu muerte." (Brian Banner)

-"Tenemos una relación tan maravillosa tú y yo. Me odiabas, me despreciabas, me mataste. Y luego te pasaste la vida abominando de Hulk...porque te recordaba a mí." (Brian Banner)

-"¡Fui diseñado para matar dioses! No tienes una oportunidad." (El Destructor)

Reseña: Se cumplía el aniversario de Heroes Reborn y los directivos de Marvel, ya enterados del descalabro en ventas y el disparate que suposo entregar el control de los principales personajes de la compañía a los artistas de Image (Rob Liefeld y Jim Lee, principalmente), intentan enmendar el error. Los héroes vuelven de una dimensión paralela. Recordemos que Peter David se negó en rotundo a ceder a su personaje a este despropósito, así que se realizó una solución intermedia provocando la división tras el combate de Onslaught: Bruce Banner acabaría con el resto de héroes y Hulk se quedaría con Peter David en el universo habitual. Esto afectaría levemente al protagonista verde, justificando su incremento de rudeza y hostilidad.

El reencuentro entre Banner y Hulk no les sentará demasiado bien, como observamos en esta historia. Hulk aparece tirado en el suelo emanando un exceso de radiación gamma que provocará el achicharramiento de todo bicho que se mueva alrededor y un accidente a un helicóptero. Más interesante resulta la historia paralela de Banner, en un plano mental, quien lucha por encontrar su lugar en esta dualidad que se ha formado de nuevo. Para ello se resalta su fortaleza espiritual a la hora de encarar su infierno personal y a la abyecta trinidad que le acosa: su padre, el Líder y el Maestro.

Se trata de una historia de varios reencuentros, algunos por imposición de los directivos de Marvel que exigían volver a muchos de los tópicos de la serie. El general "Trueno" Ross ha asumido el control de las fuerzas militares dedicadas a perseguir a Hulk y se encontrará con Banner en un pequeño pueblo de Arizona, llamado Flagpole, donde habrá de decidir si favorece al ejército o a su hija. Se percatara, no obstante, que ambos rivales eternos poseen más lazos en común cuando tengan que luchar contra un enemigo común: el Maestro, que ha vuelto gracias (o por culpa de, según se mire) a la radiación que absorbió de la que le sobraba a Hulk, recuperando cierta fuerza. Además, los trolls se han colocado de su lado otorgándole un poder inconmesurable: el de la armadura imparable del Destructor, una creación de Odín.

jueves, noviembre 26, 2009



The Incredible Hulk vol. 2 números 458 y 459

Títulos: Choque e Incendio (458); En las últimas (459)

Títulos originales: Crash and burn (458); Last legs (459)

Guion: Peter David

Lápiz: Adam Kubert

Tinta: Mark Farmer (458); Mark Farmer y Bud Larosa (459)

Color: Digital Chameleon

Valoración global: 6 sobre 10

Edición española: Coleccionable El Increíble Hulk números 47 y 48, Planeta DeAgostini

Citas destacadas: -"Vale. Mátame. Después de lo de Rick, no importa." (Hulk)

-"No, nunca basta. Porque no importa lo que aguante...el dolor...los malos tratos...lo que duela...nunca bastará para detenerme...siempre querré...¡más!" (Hulk)

Reseña: Confucio afirmó que el peor enemigo se encuentra en uno mismo (la cita concreta sería "El que domina su cólera domina a su peor enemigo."). Nuestros miedos, inquietudes, remordimientos, sentimientos de culpa...constituyen un peso demasiado grande que nos paraliza, nos torna pasivos y nos amarga la vida. Peter David tuvo el acierto de reflejar la pugna interior del protagonista de esta serie, los demonios interiores que le acechan y atormentan, especialmente el recuerdo de su perverso y terrorífico padre y la posibilidad de convertirse en todo lo que éste representa, esto es, en una versión depravada de su propio progenitor, al que conocimo como el Maestro.

En el capítulo anterior, el gigante esmeralda dio un paso de gigante en este sentido, al golpear al que podría calificarse como su único amigo, al entrañable aventurero Rick Jones, quien quedará paralítico por culpa de este brutal golpe. Tal acción, aunque bajo el impulso destructivo inducido por Apocalipsis al tranformarlo en su jinete Guerra, le tortura y le lleva a añadir el fantasma de Rick como otro tormento que le persigue, una nueva losa de culpa.

Cuando la existencia de Hulk se torna insufrible, al borde del abismo, Peter David suele recurrir a un secundario de su creación, al alienígena tan inquietante como difícil de matar Ángel de Piedad (aunque más adelante, el propio guionista cambiará la génesis de este personaje de ser un extraterrestre a otro origen más terrenal) que se ha autoimpuesto la misión de terminar fulminantemente con el sufrimiento de cualquiera en la Tierra. Con Hulk hace tiempo que tiene una cuenta pendiente, así que organizará los escenarios para acabar con el tormento de Hulk enfrentándolo a dos villanos que podrían matarle si se rinde ante ellos. Sin embargo, conseguirá el efecto contrario, pues el orgullo guerrero del goliat verde le revitalizará, le sacará de su letargo de remordimientos.

En el avión de vuelta desde El Cairo hasta New York, Hulk luchará contra un mejorado y típico villano por estas páginas llamado Hyde. Irónicamente, Stan Lee se inspiró en la novela de El extraño caso del doctor Jekyll y míster Hyde para crear a Hulk y también a este villano. Éste mismo considera la existencia de Hulk como inadmisible, en cierta manera redundante y su máximo desafío, así que con sus poderes incrementados, tratará de aniquilar a un individuo tan similar a él.

Tras su aparataso aterrizaje, Hulk habrá de encararse contra la Abominación, quien también tiene una cuenta pendiente con aquél por haber ayudado en la redada en las alcantarillas donde murieron varios amigos suyos. Pero Hulk se encuentra en una grave crisis ya que su cuerpo sufre una desestabilización radiactiva que le provoca alucinaciones, así que no ve a su enemigo, sino a varias versiones de sí mismo a las que combatirá con más furia que nunca.

domingo, noviembre 22, 2009




The Incredible Hulk vol. 2 números 456 y 457

Títulos: Guerra y recuerdo (456); ¡Supongo que te das cuenta que esto significa guerra! (457)

Títulos originales: War and Remembrance (456); Of Course You Realize This Means War (457)

Guion: Peter David

Lápiz: Adam y Joe Kubert (456); David Brewer (457)

Tinta: Mark Farmer (456); Cam Smith y Andrew Pepoy (457)

Color: Digital Chameleon (456); Jessi Kindzierski y Digital Chameleon (457)

Valoración global: 6 sobre 10

Edición española: Coleccionable El Increíble Hulk número 47, Planeta DeAgostini

Citas destacadas: -"¿Crees que has conocido el tormento, Hulk? ¿Que te has visto obligado a ponerte al servicio de otros? ¿Crees haber sido temido? ¿Despreciado por tu apariencia? No sabes nada del tema." (Apocalipsis)

-"Cuando alguien es traicionado, no importa el color en el que vea el mundo, no importan los juramentos de lealtad...todo queda manchado por el conocimiento personal sobre la debilidad humana." (Apocalipsis)

Reseña: La serie de The Incredible Hulk cayó afortunadamente en manos de Peter David, un empleado del departamento de ventas de Marvel con el sueño de convertirse en guionista profesional, precisamente porque ningún otro autor quería encargarse de una serie en declive en su momento, con un cliché muy quemado del protagonista con tan pocas luces que limitaba demasiado los argumentos. Por eso, este guionista convirtió a Hulk en inteligente y se negó durante toda su etapa en cambiar este punto, por mucho que le presionaran.

A pesar de que pocos autores se atreven con los guiones de este personaje, en los grandes eventos de Marvel, siempre cuentan con el gigante esmeralda, un peso pesado de la Casa de las Ideas: la creación de los Vengadores, el cruce entre Marvel y DC, la guerra del Infinito, Secret Wars, la saga de Onslaught, la Era de Apocalipsis...

Respecto a esta última saga, la de Apocalipsis, los presentes números de esta serie podrían considerarse un preludio o precuela de la misma, porque se repasan aquí los orígenes, las motivaciones y los objetivos de este supervillano, uno de los peores enemigos de los X-Men y, por extensión, de todos los habitantes del planeta. Conocemos que sus orígenes se remontan al antiguo Egipto, como uno de los esclavos que construían las pirámides, pero que cuando se manifestaron sus increíbles poderes mutantes (teletransportación, inmortalidad, fuerza increíble...), se giraron las tornas convirtiéndose en el faraón cósmico, adorado por el pueblo y transformando en sirviente al antiguo faráon Ozymandias.

La pérdida de fe en la humanidad y su obsesión con la teoría darwinista de que sólo los fuertes han de prevalecer, lo destacan como un megalómano que fomenta la discordia y el conflicto como medios para depurar a las razas. Para cumplir su maléfica misión, creó a los jinetes del Apocalipsis. Cuando perdió a uno de estos, decidió secuestrar a Hulk y transformarlo en el nuevo jinete bajo el nombre de "Guerra". El guionista mezcla esta transformación del protagonista con el febril deseo de éste de escapar de su padre, del tormento que le provoca su fantasma o sentimiento de culpa que se ha convertido en su demonio interior (para más detalles sobre este tormento espiritual del protagonista, conviene leer The Incredible Hulk nº -1, donde Peter David da otra vuelta de tuerca a la violenta relación entre Banner y su perverso padre).

Ante la inminente llegada de los Celestiales y el estallido de un cataclismo cósmico, Apocalipsis se prepara concienzudamente para prevalecer y superarlos. Usará su tecnología para modificar física y mentalmente a Hulk, que accede a este cambio con el fin de olvidar su tormentoso pasado. Una organización que pretende dominar el mundo, la llamada Nuevo Orden Mundial, contrata al Juggernaut y al Hombre Absorbente y convencen a Rick Jones y su bisnieta venida del futuro Janis para que viajen a Egipto para detener a la nueva creación de Apocalipsis (en realidad, los villanos de Nuevo Orden Mundial pretenden apoderarse de su tecnología y de "Guerra" para sus propios objetivos). Sin embargo, ni siquiera estos dos pesos pesados juntos podrán contra el poderoso Guerra. Sólo su dramático encuentro con Rick Jones resultará decisivo y les marcará a ambos, a Hulk y Rick, para el resto de sus vidas.

Por otra parte, Betty ve con sus propios ojos algo que creía imposible: su padre, el general Ross, vivo y coleando, por obra y gracia del gobierno estadounidense que lo ha mantenido oculto hasta ahora. No obstante, los propósitos de su figura paterna parecen haber cambiado positivamente: de la obsesión por acabar con Hulk a buscar la felicidad de su hija. Así que no tardará en unirse a la implacable persecución del ejército hacia el atormentado protagonista por el bien de su hija.

jueves, noviembre 12, 2009



The Incredible Hulk vol. 2 números 454 y 455

Títulos: Las mejores intenciones (454); Esperando a exhalar (455)

Títulos originales: Best intentions (454); Waiting To X-Hale (455)

Guion: Peter David

Lápiz: Adam Kubert

Tinta: Mark Farmer (454); Dan Green (455)

Color: Lovern Kindzierski (454) y Digital Chameleon (454 y 455)

Valoración global: 6 sobre 10

Edición española: Coleccionable El Increíble Hulk números 46 y 47, Planeta DeAgostini

Citas destacadas: -"No obstante, algo va mal. Parece más fuerte que nunca...pero hay algo más...algo le está corroyendo. Algo que me dice que ahora es vulnerable. Y si ese es el caso, tengo una oportunidad de acabar con él rápida...limpia...y definitivamente...ahora" (Lobezno)

-"Idiotas. Ellos viven en su bonita mansión y pretenden ayudarme. Como si necesitase su ayuda. Como si alguien pudiese ayudarme." (Hulk)

Reseña: Lobezno, el miembro más destacado de la Patrulla X, es un personaje tan popular como controvertido, ya que se trata del paradigma de justiciero implacable que vive impune a las leyes o cualquier otra autoridad que no sea su propio criterio moral. Su primera aparición tuvo lugar en esta misma serie, en concreto, en The Incredible Hulk números 180 y 181. Desde entonces, ha aparecido multitud de veces por esta serie e incluso en varios especiales, porque, en palabras del actual guionista para estos cruces, es como "imprimir dinero". Posiblemente, lo que atrae al lector consiste en que ambos personajes, Hulk y Lobezno, se conciben como dos fuerzas de la naturaleza desbocadas, se rinden a su salvajismo dando lugar a combates sangrientos e impredecibles.

Hulk se retira a la Antártida, en concreto a la Tierra Salvaje, un lugar extraordinario con microclima y fauna particulares enmedio de este páramo de hielo, con el objetivo de que le dejen en paz o, visto desde la perspectiva planteada anteriormente sobre que el goliat esmeralda es adicto a la adrenalina del combate, buscando nuevos escenarios para sus cuitas y complicárselo a sus rivales. De hecho, el ejército de EE. UU, liderado por la coronel st. Lawrence, no tardará en volver a atacarle de nuevo, pero en cuanto se percatan de que en este inhóspito lugar existen peligrosos dinosaurios, deciden aceptar la propuesta del mutante Lobezno para que le dejen a él explorar esta selva enmedio del helado desierto en búsqueda del coloso verde.

El gigante esmeralda se encuentra muy complacido con una tribu que le adora cual divinidad desde que derrotó a un dinosaurio con sus propias manos. No obstante, esta tribu también le colma de atenciones con los fines ocultos de que les apoye en una inminente guerra con otra tribu rival. En el bando contrario, cuentan con Ka-Zar, ese émulo de Tarzán y el Señor de las Bestias, junto a su felino amigo dientes de sable quienes gobiernan la Tierra Salvaje, además de Lobezno para equilibrar un poco la balanza contra el enemigo. Sin embargo, a pesar de la presencia de estos poderosos seres, no podrán evitar un exterminio masivo entre las tribus.

Posteriormente, tras su periplo en Tierra Salvaje, Hulk sufre un desvanecimiento. Lobezno no se lo piensa dos veces para llevárselo a la mansión del Profesor X, porque cree en la honorabilidad de los contrincantes y que su detalle será agradecido. A pesar de las reticencias de sus compañeros (Tormenta, Cable, Cíclope, etc.) a que hospede a esta imprevisible criatura en sus instalaciones, Logan lo introduce en una habitación para ayudarle a recuperarse. En cuanto despierta, la razón recae sobre sus compañeros y Lobezno se percatará finalmente de que ha sido una mala idea, ya que Hulk no atiende a razones y desea escapar desesperadamente. Aquí conoceremos el origen del arma que fabricó el experto en armamento Forja, la cual apareció en el mundo distópico del Maestro, la versión depravada del protagonista, para aniquilar incluso al imparable Hulk.

Cabe mencionar también la increíble irrupción del nuevo dibujante, Adam Kubert, que devuelve a esta serie a los viejos tiempos de esplendor gráfico con su buen hacer.

miércoles, noviembre 04, 2009




The Incredible Hulk vol. 2 números 451, 452 y 453


Títulos: Refugio en la isla (451); Don "Hazte Cargo" (452); A buen recaudo (453)

Títulos originales: Island Getaway (451); Take Charge Guy (452); Lock and Key (453)

Guion: Peter David

Lápiz: Mike Deodato Jr.

Tinta: Deodato Studios (451, 453); Tom Wegrzyn (452)

Color: Glynis Oliver

Valoración global: 6 sobre 10

Edición española: Coleccionable El Increíble Hulk números 45 y 46, Planeta DeAgostini

Citas destacadas: -"Ahora esta isla es mía. Aquí mando yo, y sólo hay dos leyes. La primera, dejarnos en paz mutuamente. Y la segunda...que nadie puede irse. Si obedecéis estas dos leyes...viviréis." (Hulk)

-"¡Yo no quiero amor! ¡El amor traiciona! ¡Destruye! ¡Mata!" (Hulk)

-"Eres como todo el mundo, Hulk. Quieres atención, amor...Pero tu concepto del amor es tan retorcido como tú mismo. Se basa en la lucha y la violencia. Quédate con tu isla y tu pose. Pero eso no es lo que quieres en realidad, ¿verdad? Necesitas la caza. La violencia. Necesitas demostrar que eres el más fuerte. Y para eso necesitas a un cazador. Me necesitas a mí." (Coronel St. Lawrence)

Reseña: Por esta época, los directivos de Marvel exigían un cambio radical al guionista, pero no hacia algo nuevo, sino hacia atrás, hacia los tópicos del personaje. El guionista realizó concesiones, pero no cedió en lo de convertir de nuevo al protagonista en un idiota que limitara argumentalmente la serie. De esta forma, el comportamiento del goliat verde se acercará al de antaño, pero sin rebajar su nivel intelectual: hostil, prepotente, parco en palabras, pero listo como el que más. También Hulk vuelve a ser acosado por el ejército, que intenta una y otra vez capturarlo o eliminarlo mediante diversas estrategias y tecnologías, dirigido por la infatigable coronel Lawrence.

Pero, ¿qué desea en realidad el gigante de jade? ¿Qué profunda necesidad le atormenta? En esta historia de 3 números, se desvela la respuesta a estas preguntas a través del razonamiento de su enemigo, la coronel Lawrence, quien dirige las fuerzas del gobierno para detenerlo y quien parece conocerlo mejor que él a sí mismo. De este modo, Hulk se representa como un adicto a la adrenalina, un guerrero nato que sólo es feliz cuando su rival se encuentra a su altura y el desafío le entusiasma. Un deseo de atención muy retorcido, como indicará la coronel.

El coloso verde busca satisfacer una vacío existencial que le atormenta y cree que lo que necesita es sentir un lugar como su propiedad, un territorio donde él sea la ley, así que se le ocurre secuestrar toda una isla de los cayos de Florida, incluida a su población. El autor explorará las consecuencias sobre la población de la inusitada ocurrencia de este gigante de jade que impone dos únicas leyes para los ciudadanos de la isla que ahora controla: dejarse en paz mutuamente y no huir de su isla. También resulta interesante la relación entre dos hermanos, uno la autoridad en la isla y el otro un rebelde vagabundo, que cuando llega Hulk, se giran las tornas y el primero acaba en la cárcel y el otro como sheriff. Por otra parte, se mostrará que entre los ciudadanos, muchos acabarán desarrollando el síndrome de Estocolmo, alabando a su captor.

Sin embargo, la paz que el gigante esmeralda allí buscaba dura muy poco, ya que pronto habrá de hacer frente a nuevos retos: un huracán que amenaza con arrasar la isla, un Hulk de una dimensión alternativa que viene a advertirle sobre su fatídico destino (otro más) y, finalmente, el ataque del ejército que no piensa ceder en su propósito de reducirle (se plantearán incluso lanzarle otra vez una bomba atómica).

miércoles, octubre 28, 2009


The Incredible Hulk vol. 2 números 449 y 450

Títulos: Presentando a los Thunderbolts (449); Hurra por Hulk (450)

Título original: Introducing the Thunderbolts (449); Hurray For Hulk (450) ; A Little Leeway (450)

Guion: Peter David

Lápiz: Mike Deodato Jr. (449 y 450); Jeff Rebner (450)

Tinta: Tom Wegrzyn (449, 450); Deodato Studios (450)

Color: Glynis Oliver

Valoración global: 6 sobre 10

Edición española: Coleccionable El Increíble Hulk número 44, Planeta DeAgostini

Citas destacadas: -"Con el mundo aliado en su contra, descubrió una primitiva necesidad de compañerismo. Ella le ha ayudado mucho, y por eso él la ayudará a ella...aunque sea sobre los cuerpos destrozados de los Thunderbolts." (El narrador)

-"¿Qué es lo que quiere todo el mundo?" (Ciudadano V)

-"Casi puede oír el latido de los corazones aterrados, y aquí viene otro enemigo. Es todo lo que tiene. Todo lo que es." (El narrador)

Reseña: Los Heroes reborn no sólo sirvieron de carnaza para que Peter David pudiera mofarse en varios artículos de las incongruencias gráficas y argumentales de individuos como Rob Liefeld, sino que fue útil para que los autores de calidad se dedicaran a series secundarias en Marvel, entre las que destacaría, indudablemente, Thunderbolts, un grupo de metahumanos totalmente desconocidos en ese momento y que ocultaban un oscuro secreto que se revelaría en su serie regular por Kurt Busiek y Mark Bagley. Su primera aparición tuvo lugar en estos números de The Incredible Hulk en donde se insinuaría el susodicho secreto escondido por todos ellos despertando la curiosidad del lector. Se autoproclamaban como los nuevos defensores del orden y la justicia tras la desaparición de los principales héroes, como los Vengadores o los 4 Fantásticos en la batalla de Onslaught.

Su primera misión no podría ser más difícil: capturar o, en caso necesario, eliminar al goliat esmeralda. El equipo lo formaban: el caza humano Mach-1, la poderosa Meteorito, el gigante Atlas, la mujer con poderes sónicos Pájaro Cantor, el experto en maquinaria Techno y el espadachín Ciudadano V como líder. Los Thunderbolts interceptan al gigante de jade en el desierto de Arizona y no podían haber escogido peor momento, ya que Hulk se encuentra inmerso en una fase introspectiva y muy agresiva: éste siente un insondable vacío que amenaza con ahogarlo si no encuentra aquello que lo llene. Su comportamiento tan antisocial, siniestro, perverso lo acercan cada vez más al temible Maestro, la versión depravada del protagonista. Se percibe que Peter David ha adoptado una situación muy manida y tópica en esta serie: la de colocar al protagonista como fugitivo constante del ejército, salvo con las diferencias de que Hulk sigue sin ser un estúpido y que las fuerzas militares las comanda la coronel st. Lawrence, sustituta de Talbot, bajo la supervisión del agente del gobierno Gyrich. Por supuesto, estos "nuevos" superhéroes no tienen ninguna oportunidad (al menos en esta serie, que en la suya ya se tomarán la revancha contra el goliat esmeralda), dado que su mayor preocupación consiste en aparentar frente a las cámaras más que lograr su objetivo de detener a Hulk.

En el siguiente episodio, el especial nº 450, el coloso verde cumple la promesa que lanzó contra sus perseguidores de adoptar represalias si le atacaban. De esta forma, le vemos en Hollywood provocando destrozos, caos y aterrorizando a los ciudadanos. Allí se topará con un remedo en poderes y apariencias de Bittelchus que se hace llamar Wild Man (u Hombre Salvaje) que les pondrá las cosas difíciles al goliat verde y a su acompañante Janis, bisnieta de Rick Jones.

Más tarde (en la segunda historia titulada A Little Leeway del especial 450), en la línea de lo que se había creado en Heroes Reborn, lo cual se quería arreglar con la idea de los universos alternativos, el Doctor Extraño encuentra que existe una conexión energética entre el Hulk del Universo Marvel y el de un universo alternativo (el mundo de Heroes Reborn) que pone en peligro no sólo la supervivencia del goliat verde, sino del equilibrio cósmico. Esto se debe a que durante su batalla con Onslaught, Hulk se escindió en dos individuos, uno tuvo el mismo destino que el resto de los principales héroes (no mutantes) trasladándose a un mundo paralelo y el otro permaneció en el mundo habitual o clásico, persistiendo una interconexión entre ellos.

jueves, octubre 15, 2009


The Incredible Hulk vol. 2 números 446, 447 y 448

Títulos: Conquistaré Manhattan (446); La culpabilidad del superviviente (447); Una línea en la arena (448)

Títulos originales: I'll Take Manhattan (446); Survivor's Guilt (447); Line In the Sand (448)

Guion: Peter David

Lápiz: Angel Medina (446); Mike Deodato Jr. (447, 448)

Tinta: Robin Riggs (446); Tom Wegrzyn (447,448)

Color: Glynis Oliver

Valoración: 6 sobre 10

Edición española: Coleccionable El Increíble Hulk números 43 y 44, Planeta DeAgostini

Citas destacadas: -"Se acabó lo de Dejad a Hulk en paz. Ahora será Dejad a Hulk en paz...o allá vosotros." (Janis)

-"Su cuerpo crece como una sanguijuela chupando sangre irradiada. Todas las transformaciones, todos los agónicos cambios que ha sufrido durante años, no son nada comparados con lo que ahora atormenta su deforme cuerpo." (El narrador)

-"Chica...yo no te he visto en toda mi vida" (Hulk a Betty)

Reseña: En estos 3 números, Peter David explora las consecuencias de la Saga de Onslaught en la serie y establece las bases del nuevo status del protagonista, que básicamente es volverse más arisco y parco en palabras que antes, lo cual es una manera de reflejar que ha perdido parte de su humanidad en su combate contra Onslaught y de ceder un poco a las altas esferas que exigen un retorno al Hulk solitario y salvaje.

Se puede afirmar que el episodio nº 446 continúa directamente de lo ocurrido en el especial Onslaught: Marvel Universe (1996) donde los Vengadores, los 4 Fantásticos, Namor... es decir, la mayor parte de los héroes (sin contar como superhéroe al Doctor Muerte que también sufre el mismo destino que éstos al ser impulsado por Iron Man hacia el enemigo) del Universo Marvel se sacrificaba para derrotar al terrible mutante Onslaught.

Por supuesto, el protagonista de esta serie también participó en dicha contienda, sufriendo finalmente la división física de su cuerpo en dos seres: el propio Hulk y Bruce Banner, quien seguiría al resto de héroes. En realidad, Peter David se libró de que Rob Liefeld y compañía le arrebataran al gigante esmeralda para insertarlo en la absurda y desastrosa etapa de Heroes Reborn conviritiéndolo en un secundario bestial y estúpido. En parte lo consiguieron, porque tuvieron su propia versión en la dimensión en que se desarrollaron los vergonzosos argumentos que perpetraron Liefeld y compañía en su renovación del Universo Marvel.

La primera consecuencia de esta agresiva disgregación física se observa en que provoca una inestabilidad en el cuerpo de Hulk, transformándose en un reactor nuclear andante fuera de control que irradia y quema lo que se acerca a él y a él mismo le produce un dolor insufrible (hasta el punto de que en un momento gore, se arranca la mitad de su rostro). El ejército pretende detenerlo infructuosamente, hasta que una cámara de contención se funde con su agonizante cuerpo que expulsa una radiación letal. Como una estatua horrible permanece un tiempo, hasta que se libera, cual renacido, totalmente recuperado, seguramente gracias a su prodigioso factor curativo.

A partir de entonces, volverá a convertirse en un objetivo del ejército y, por tanto, en un fugitivo. Le acompañará Janis, la bisnieta de Rick Jones venida del futuro, quien le seguirá hasta que encuentre una manera de volver a su tiempo para que el coloso verde vuelva a ayudarle con otro dictador que ha aparecido en su época.

Por otra parte, algunos miembros metahumanos del Panteón se han reorganizado en las instalaciones secretas que poseen, bajo el liderazgo del manipulador Paris, y han iniciado contactos con el gobierno para convertirse en mercenarios cuando tengan que enfrentarse a amenazas demasiado grandes aprovechando que la mayoría de superhéroes ha desaparecido. Como gesto de buena voluntad, pretenden convencer a los militares aceptando la misión de liquidar al goliat de jade. Sin embargo, nada es lo que parece y Hulk elegirá su propio destino sin que nadie le amilane o le manipule.

También resaltar el cambio de dibujante, que no resulta tan osado y peculiar como Medina, pero que cumplirá sin más su papel.

sábado, octubre 10, 2009

Capitán América: El Corazón de las Tinieblas




Captain America: Dead men running vol. 1 números 1, 2 y 3

Título: El corazón de las tinieblas

Título original: Dead men running

Guion: Darko Macan

Dibujo: Danijel Zezelj

Color: Matt Madden

Valoración: 7 sobre 10

Edición española: Especial Capitán América: El Corazón de las Tinieblas, Forum

Citas destacadas: -"Nada ha cambiado realmente. Seguimos en medio de la jungla. Nos persiguen. Seguimos hambrientos. Pero de algún modo ahora todo parece diferente." (Bob Solo)

-"Respiramos, comemos y sudamos. Amamos, codiciamos y hacemos daño. Creamos, destruimos y nos maravillamos. Hacemos lo que podemos para olvidar la única cosa segura. Pero ella no nos olvida." (Bob Solo)

-"Yo he elegido no rendirme. Cuanto más empeora el mundo, más me esfuerzo yo por equilibrar la balanza. Lo que otros hagan...no es excusa." (Capitán América)

Reseña: A muchos lectores no nos gusta el Capitán América porque parece representar el patriotismo más estúpido, ése que impulsa a un tipo a permitir que experimenten con su cuerpo por considerarlo un inútil, que le acaben inyectando un compuesto de esteroides (que es lo que viene a ser la fórmula del supersoldado) y mandarlo al fuego cruzado con las únicas armas que un escudo lanzable que apenas le cubre medio cuerpo y un idealismo a prueba de bombas. No cabe añadir el mal ejemplo que constituye para los demás que para llegar a ser mejor se precise tomar sustancias químicas que le alteren el organismo. Sin embargo, la presente historia puede reconciliar a este tipo de lector con el abanderado héroe. Se coloca al Capi en una situación realista, creíble, totalmente adversa, pero no se rinde y aporta sus convincentes razones: ha elegido ser así.

Resulta creíble porque a lo largo de nuestras azarosas vidas hemos podido conocer a otras personas carismáticas o bondadosas que nos han impactado en cierta manera y nos han devuelto la esperanza en la humanidad. Esas pequeñas luces en la masa informe y egoísta. El guionista consigue retratar así al Capitán. No como un patriota idiota, sino como un hombre carismático que no pierde jamás la fe en la humanidad y que ha decidido dedicar su vida a proteger a los demás.

En esta miniserie de 3 números, se le reconoce de tal manera, como un hombre que ha elegido y que transmite a los demás esperanza por su firmeza en sus convicciones morales. Se trata de una historia que muestra lo peor del ser humano, su codicia y sus desesperados deseos de supervivencia que acaban corrompiéndolo (Si no peleas para acabar con la corrupción y la podredumbre, acabarás formando parte de ella, afirmaba Joan Baez), pero también lo bueno del mismo que representa el Capitán América, no en un sentido patriótico, sino de nobleza, honor, esperanza.

El Capitán América acude a una misión de rescate de un comando que huye a través de una selva sudamericana, acompañados de niños nativos, perseguidos por unos sanguinarios narcotraficantes. Casi ninguno estima demasiado al Capitán América por diversos motivos. El abanderado se dará cuenta tarde de que se trata de una facción corrupta del ejército estadounidense que pretendía robar drogas y que ha secuestrado a los niños de los narcotraficantes. Lo drogarán, lo apalizarán y asesinarán a sus amistades.

El abanderado volverá a plantarles cara. No los matará, porque no ha perdido la fe en estos soldados corruptos, aunque ellos mismos en sí mismos sí la hayan perdido y repitan una y otra vez que ya están muertos, que nada importa, salvo avanzar a costa de lo que sea. Poco a poco, el Capitán les envolverá de su esperanza, lo único que necesitaban, una fina luz en sus oscuras existencias. Es una historia atípica, triste, realista, con un final desconcertante que pone la puntilla al fatalismo que se respira durante toda la miniserie, a la vez que una finísima luz de esperanza se abre. El dibujo tosco y sombrío del dibujante viene bien para este tipo de historia tan oscura e inusual del líder de los Vengadores.

jueves, octubre 01, 2009

Deadpool vol. 1 número 11

Título: Un gran poder conlleva una gran coincidencia

Título original: With Great Power Comes Great Coincidence

Guion: Joe Kelly

Lápiz: Pete Woods

Tinta: Nathan Massengill

Color: Chris Sotomayor

Valoración: 8 sobre 10

Edición española: Masacre vol. III número 12

Citas destacadas: -"¡Qué día tan guay, tío! No querría gafarlo, pero...¡creo que el pájaro de la felicidad se ha posado al fin en el hombro de Peter Parker! Mi nueva queli en el apartamento de Harry mola cantidad, esta noche hay fiesta en casa de Gwen...¡Y después de la paliza que le di al Conmocionador, hasta me encanta ser Spiderman." (Peter Parker)

-"¿Qué? ¿Cómo dices? ¿Te ha dado un ataque? ¡Habla en cristiano! Y por amor de Dios...¿cómo me llevas ese pelo?" (Masacre)

-"¿Y eso te preocupa? ¡Ha venido la sobrina de Anna y es tonta del culo! ¡Entre las dos no juntarían poder mental ni para tostar pan!" (Al)

-"Disculpa a Jack, bombón. Son las hormonas. Y, por cierto, bonito vestido, Gwen...Pero quedaría mucho mejor arrugado junto a mi cama, ¿Eh, Comi?" (Masacre)


Reseña: Esta historia es una divertida parodia del pasado infantiloide y exagerado de Spiderman, en concreto, del número representativo de la época The Amazing Spider-Man vol. 1 nº 47, escrito por Stan Lee y dibujado por John Romita Sr.

Durante los desastrosos años 90 para el mundo del cómic de superhéroes, en la época de los Heroes Reborn, con Liefeld y Lee perpetrando reinicios de series de Marvel, algunas series ajenas a todo esto destacaron sobre el resto, como Thunderbolts o Masacre. Esta última resultaba extraordinariamente divertida gracias a los disparatados guiones de Joe Kelly para el mercenario bocazas. Posiblemente, la cumbre de esta serie repleta de humor la encontraríamos en el presente número 11 (número 12 en este país), un especial para conmemorar el aniversario de la serie que fue nominado por su originalidad y frescura a un prestigioso premio Harvey como "Mejor historieta o número suelto". No lo ganó finalmente, pero su nominación ya resalta que llamó bastante la atención.

La presente historia de Masacre se cruza con lo acontencido en el número 47 de Amazing Spiderman, usando la idea y la técnica que veíamos en Forrest Gump, de hacer que el protagonista apareciera en algunos de los eventos destacables del pasado, en este caso, vinculado al pasado del personaje más popular de la Casa de las Ideas, Spiderman. Como se utilizan viñetas de dicho número y se acoplan los personajes a las mismas imitando en las demás viñetas el estilo de John Romita Sr., se ha de reconocer el mérito del dibujante Pete Woods; las tintas de Nathan Massengill, Al Milgrom y Joe Sinnott, además del colorista Chris Sotomayor para que todo quede bien hecho en este original episodio. El resultado final cumple con su cometido: provocar la risa del lector.

Durante el enfrentamiento de Masacre contra los patéticos Vengadores de los Grandes Lagos, algo sale mal y el mercenario carmesí acaba, junto a su secuestrada, aunque estimada, criada Al, viajando en el tiempo hacia, casualmente, el pasado de Peter Parker. De hecho, aterrizan encima de su tía May. Con el propósito de evitar cualquier alteración temporal desastrosa, ambos deciden infiltrarse entre la población hasta que encuentren una manera de volver a casa. Al se hará pasar por la tía May y Masacre se las ingeniará para usar su tecnología holográfica para adoptar la apariencia de Peter Parker con el fin de que el joven Comadreja, compañero de Parker en el instituto y un adolescente con las hormonas revolucionadas que, por supuesto, aún no conoce a Masacre (que en esta historia le destrozará su brillante carrera científica), les arregle el teletransportador para volver a su tiempo. Para ello, ambos viajeros del tiempo habrán de aguantar cómo puedan a la asustadiza y frágil tía May, a su pesada amiga Anna,al ingenuo Parker y sus alocados amigos, los estrafalarios peinados de la época, los comportamientos y demás personajes exagerados y muchos diálogos pueriles que ahora nos parecen totalmente ridículos y que, inevitablemente, a Masacre también. En definitiva, éste constituye uno de los cómics de superhéroes más hilarantes que se pueden leer.

miércoles, septiembre 23, 2009

Cable & Deadpool: La ofrenda sacrificial





Cable & Deadpool números 7, 8, 9 y 10

Títulos: Jinetes sin cabeza (7); Leprosos en la mesa (8); Cuando el látigo cae (9); Pecadores natos (10) - Saga La ofrenda sacrificial partes 1, 2, 3 y 4

Títulos originales: Headless Horsemen (7); Lepers at the table (8); When the whip comes down (9); Born sinners (10) - Saga The Burnt Offering parts 1, 2, 3 y 4

Guion: Fabian Nizieza

Lápiz: Patrick Zircher

Tinta: M3th, Rob Ross, Udon Studios (7, 8, 9, 10)

Color: Shane Law, Udon Studios, Kevin Yan (7, 8); Gotham Studios (9, 10)

Valoración: 10 sobre 10

Edición española: Tomo Marvel Monster: Cable & Deadpool 01, Panini Comics

Citas destacadas: -"Quiero salvar el mundo y tengo el poder para hacerlo." (Cable)

-"Lo que digo es que somos la mejor agencia de espionaje del mundo, estamos atentos e informados, y hace semanas que vemos cómo Cable juega a esto...Y aunque los gobiernos están tremendamente preocupados...¿qué hacemos si nadie más en el planeta piensa que hace algo malo? ¿Qué hacemos entonces?" (Nick Furia)

-"Las clases dirigentes temen el cambio, simple y llanamente. Y yo represento el cambio. Eso crea fricción, que conducirá al conflicto." (Cable)

-"No soy un salvador. Sólo...tengo todo este poder, pero no durará mucho tiempo más...y puedo marcar la diferencia...Debo hacerlo..." (Cable)

Reseña: Se puede decir que Fabian Nicieza- nacido en Buenos Aires (Argentina), aunque la familia se mudó al poco a Estados Unidos- entró por la puerta de atrás en Marvel y salió por la puerta grande. Su pasión por los cómics persiste desde muy joven, de manera que reconoce que aprendió a leer y a escribir gracias a los cómics. Debió parecerle un sueño cuando accedió a un puesto laboral de asistente de producción en la Casa de las Ideas, desde donde fue subiendo profesionalmente, pasando por el departamento de publicidad y articulista, hasta a excepcional guionista en la actualidad. Sus cómics son puro entretenimiento, sabe crear historias que captan la atención del lector y caracteriza muy bien a sus personajes. Sin embargo, la saga "La ofrenda sacrificial" llama la atención porque va mucho más allá que una historia típica y bien hecha (en el caso de los guiones de Nicieza) de superhéroes, pues nos recuerda que otro mundo es posible, que se puede aspirar a una sociedad mejor y que nuestros actos ayudan -o perjudican- en la búsqueda de este fin.

Curiosamente, Peter David, uno de mis autores favoritos, presenta una trayectoria profesional en Marvel similar a la de Nicieza, ya que ambos empezaron en puestos totalmente ajenos a la de guionistas y se labraron su porvenir al respecto poco a poco desde dentro de la Casa de las Ideas. Aquél opinaba del protagonista de la presente historia, en sus inciertos orígenes, lo siguiente: "Cable es el personaje Marvel definitivo, perfecto. No tiene personalidad, su historia está borrosa y se puede cambiar sin ningún problema en el momento en que el lector empiece a creer que sabe algo.". Más tarde, Cable fue mejor definido en personalidad y orígenes por Louise Simonson (cocreadora del personaje junto a Rob Liefeld) y Fabian Nicieza, como un viajero del tiempo venido del futuro, hijo de Cíclope y Madelyne Pryor.

Pese a los esfuerzos de estos buenos guionistas, Cable continuaba pareciéndome un personaje sin interés, anodino. "La ofrenda sacrificial" consigue reconciliarme con el personaje, pero despierta el desprecio hacia otro que me agradaba, en concreto, el sacrificado Estela Plateada, con el papel más nefasto en toda su andadura cósmica. Nicieza crea una historia osada y original que trata el tema del poder y de la esperanza de que algún día alcancemos un mundo mejor y de las fuerzas que se oponen a ello. Porque, pensándolo bien, resulta ilógico que seres ultrapoderosos actúen en favor de la humanidad, excepto para salvarla de sus propios errores. Que se sitúen por encima de los hombres, que se consideren impunes por todos sus actos, que se escondan tras máscaras y no solucionen los auténticos problemas del mundo. Uno se pregunta cómo pueden Superman, Thor o Wonder Woman soportar los gritos de dolor de los necesitados sin volverse locos o llamarse héroes o altruistas cuando dejan de lado a los que claman justicia y son ignorados. Es este tipo de historias comprometidas y más razonables, como la de "La ofrenda sacrificial", las que se echan de menos para los cómics de superhéroes y creo que son de las que más hacen disfrutar a los lectores, porque si los mitos, los héroes ensalzan lo mejor de nosotros mismos, entonces cuando luchan de verdad por un mundo mejor, reconocemos en ellos la cordura y la esperanza de las que parecen carecer en sus interminables peleas para mantener el statu quo.

La historia se inicia cuando el mutante Cable ha desarrollado el máximo potencial de sus poderes telekinéticos y telepáticos, convirtiéndose en uno de los seres más poderosos que existen. No obstante, sabe que no podrá soportarlo demasiado tiempo, que terminará muriendo y decide utilizar sus dones hasta que le llegue su última hora para mostrar a la humanidad un camino en que, si lo adoptase, desarrollaría todo su potencial como especie. Dicho mutante pretende iniciar, en principio, un cambio pacífico y necesariamente lento hacia un mundo mejor; acabará sacrificándose cual Jesucristo por la humanidad y, finalmente, otros continuarán su obra. Primero crea una ciudad flotante que mantiene sobre el mar con sus poderes, cerca de Tahití con los restos de una nave. Allá acoge y alimenta gratis a miles de personas, a cualquiera que desee vivir allí, especialmente a intelectuales, científicos y políticos para que lo consideren un punto de reunión donde idear una nueva sociedad más justa y equitativa. Mientras, Cable recorre el mundo resolviendo guerras, llevando agua al Sahara, salvando el amazonas, concediendo entrevistas para aclarar sus objetivos a la población... Por todo ello, los poderes establecidos y los seres con cerrazón mental porque prosperan a costa de los demás empiezan a ponerse nerviosos y a disponer sus recursos para detenerlo en el caso necesario.

Por su parte, Deadpool (o Masacre), el mercenario bocazas, añadirá la acción desenfrenada (abundan las peleas con armas de fuego y espadas con él de protagonista) y la vis cómica al cómic por su verborrea constante y absurda (si se puede calificar como humor a sus chistes al mismo tiempo que rebana el cuello a sus enemigos).

La agencia de inteligencia y antiterrorismo SHIELD forma un consejo con militares, políticos y otros superhéroes para ahondar en la misión de ejecutar a Cable por el desconcierto que ha provocado entre los gobiernos y otras autoridades que sienten como su dominio mundial se les escurre entre las manos por culpa de los actos de este ambicioso y humanitario mutante. Su primera decisión al respecto consiste en enviar mercenarios a la ciudad flotante del hijo de Cíclope para que lo eliminen, en concreto, al grupo Media Docena comandado por un conocido enemigo de Cable llamado coronel Bridge. Los ataques se suceden cuando este nuevo mesías anuncia que eliminará todas las armas del mundo como un importante paso para conseguir la paz en el planeta. La Patrulla-X también asaltará el complejo para evitar un posible conflicto mayor, pero será Estela Plateada quien constituya un rival tan formidable que casi matará a su adversario y precipitará el que Cable utilice antes de tiempo la energía que precisa para cambiar el mundo. En los números siguientes a esta saga, el dicharachero Deadpool se dedicará a recoger los restos de la batalla y a reunir los elementos necesarios para salvar a su amigo Cable.

jueves, septiembre 17, 2009

Hulk: Onslaught Impact



The Incredible Hulk vol. 2 números 444 y 445

Títulos: Onslaught Impact 1: Cable Visión (444); Onslaught Impact 2: Bailando en la oscuridad (445)

Títulos originales: Onslaught Impact 1: Cable Vision (444); Onslaught Impact 2: Dancing in the dark (445)

Guion: Peter David

Lápiz: Angel Medina

Tinta: Robin Riggs


Color: Glynis Oliver

Valoración: 6 sobre 10

Edición española: Coleccionable El Increíble Hulk números 42 y 43, Planeta DeAgostini

Citas destacadas: -"¡Hulk! ¡No estás en tu sano juicio! Aún así, mi paciencia tiene un límite ¡Suelta ya a Cable!" (Tormenta)

-"Primero se apoderó de mi mente. Y luego de esta ciudad. Ayudar a esta gente es como vengarme un poco. Y así será como lo venzamos. Poco a poco." (Hulk)

-"En todas partes. Eso tan sólo era un escenario. Hay muchos más que iré proporcionándoos. Y cada vez que creáis haber triunfado...volveréis al punto de partida. Y cada vez que muráis, os preguntaréis si es de verdad...o si otra agonía os aguarda. Ven por mí, pues, Hulk, para lo que te va a servir..." (Onslaught)

Reseña: A finales de los 90 del siglo XX, los ejecutivos de Marvel añoraban tanto los tiempos en que se vendían cientos de miles, e incluso millones, de una serie, que decidieron quemar todas sus naves: entregaron el destino del Universo Marvel a Bob Harras, un editor en jefe agresivo en sus planteamientos. En breve, se puso manos a la obra, con un único objetivo: el de aumentar las ventas a toda costa y sin ningún respeto a los lectores ni al noveno arte. Con sus antecedentes, ya podríamos habernos hecho una idea de lo que perpetraría, pues cuando Harras era el editor de las series mutantes, dio rienda suelta a Jim Lee, Rob Liefeld y el resto de la tropa de dibujantes top-ventas que impusieron su disparatada forma de crear cómics ninguneando a los buenos guionistas.

Primero se cargaría a todos los superhéroes actuales en una saga con pretensiones épicas, la de Onslaught, para después apoyar el inicio de una nueva y desastrosa etapa, con el beneplácito de Tom DeFalco, la de Heroes reborn, donde los dibujantes top-ventas Rob Liefeld y Jim Lee reinterpretarían el origen de casi todos los superhéroes de Marvel. Una mala época, la verdad.

La saga de Onslaught es una concatenación de malas ideas. Este supervillano que acabará (temporal y aparentemente) con casi todos los superhéroes surge de la interacción psicológica entre el Profesor Xavier y su rival Magneto. Nace un ente maligno, mezcla de la frustración de Xavier por su carencia de éxito en conseguir la armonía entre mutantes y humanos, y la ira de Magneto, que pretende imponer a los mutantes sobre el resto; una criatura que aprenderá a manifestarse fuera de la mente de Xavier donde se engendra y que poseerá los poderes combinados de sus padres, esto es, poderes psíquicos y magnéticos.

Muy a su pesar, Peter David, a quien no le agradaba que le impusieran argumentos externos, pero que, en este caso, le era inevitable sufrir las consecuencias de la macrosaga mutante de Onsglaught dada su magnitud, hizo lo que pudo para que la serie no se resintiera demasiado. Se puede decir que salvó a Hulk de un final peor en toda esta macrosaga. En ésta, el gigante esmeralda tendrá un papel accesorio y relevante, ya que ambos bandos, los héroes y el villano, manipularán la mente del goliat de jade para utilizar su enorme y creciente fuerza en contra del enemigo.

Sólo los números que narra Peter David merecerán la pena. El 444 y 445 de The Incredible Hulk contienen el cruce con la saga de Onslaught antes del gran enfrentamiento final de los héroes contra el susodicho poderoso mutante. En el primero, el 444 de la presente serie, narrado desde la perspectiva subjetiva de Cable, el gigante esmeralda ha sido poseído mentalmente por Onslaught para cumplir la misión de quitar de enmedio al dicho mutante. Nathan le combatirá tanto mental como físicamente, aunque sus poderes se encuentren mermados, acompañado de Tormenta, miembro de la Patrulla X, en una batalla campal contra el coloso verde.
En el 445, Hulk se ha liberado del control mental de Onslaught, así que se empeña en vengarse de él realizando un ataque sorpresa aprovechando que, según cree, no se lo esperará y que se ha debilitado de un ataque conjunto reciente de los superhéroes. El Capitán América, líder de la resistencia, considera que no es el momento de atacar de nuevo, pero no le impide que lo intente. Algunos superhéroes, por distintos motivos, como el Halcón o la Visión, se contagian de su entusiasmo ante una posible victoria y le acompañarán en su misión casi suicida contra uno de los villanos más poderosos jamás conocidos. Sin embargo, antes de alcanzar su objetivo, los únicos superhéroes que le han seguido perderán totalmente su confianza en el goliat de jade por el carácter antisocial y egoísta del mismo.

domingo, septiembre 13, 2009

The Incredible Hulk vol. 2 número 443

Título: Entonces y ahora

Título original: Then and now

Guion: Peter David

Lápiz: Angel Medina

Tinta: Robin Riggs

Color: Glynis Oliver

Valoración: 6 sobre 10

Edición española: Coleccionable El Increíble Hulk número 42, Planeta DeAgostini

Citas destacadas: -"Uno por uno, los aniquiló. Sus maneras eran calmas y sin prisa, su actitud impasible, aunque en un momento dado se permitió una pequeña sonrisa." (El narrador)

-"Érase una vez en Alaska, que hubo dos mujeres, dos monstruos, y una noche de fuego y persecuciones."(El narrador)

Reseña: Tras dos números manteniendo la (pseudo)incertidumbre sobre la supervivencia del protagonista, Peter David revela el paradero de Hulk. Recordemos que se le daba por muerto a causa de una bomba nuclear que le lanzó el gobierno americano, ya que el coloso esmeralda, en un acto de altruismo sin parangón, se autoproclamó como el autor de los últimos atentados terroristas que precipitaban al mundo hacia una guerra mundial.

A partir del presente episodio se le aportará un nuevo rumbo a la serie y dejaremos atrás el Hulk repeinado y charlatán en pro de uno más antisocial, parco en palabras y arisco. Si observamos algo perdido al protagonista, posiblemente influyó que a Peter David no le iba muy bien ni profesional ni sentimentalmente. En cuanto a lo primero, las altas esferas querían retornar al antiguo Hulk y presionaban al guionista para que tendiera hacia esas ideas del pasado y, además, asumiera argumentos externos de macrosagas de las que este autor no tenía interés ni le agradaban porque interrumpían sus propias líneas argumentales. También hemos de recordar que Peter David estableció en esta serie un vínculo con su relación matrimonial dedicando sus historias a su esposa, matrimonio que estaba haciendo aguas por esta época. Por tanto, acuciado por sus problemas, este guionista seguía siendo bastante bueno en las historias que planteaba, pero no sabía muy bien hacia dónde dirigir la presente serie. Como reconocerá en sus artículos semanales, quedaba reflejado en la serie lo perdido que él mismo se sentía.

De este modo, el guionista de Maryland crea tres argumentos que confluyen entre sí referentes cada uno a una mujer maltratada, a la viajera del tiempo Janis y al oculto Hulk. Por una parte, la chica que sufre maltrato físico de su marido, decide quemar el bosque que la aísla del resto del mundo como una absurda y desesperada manera de escapar de su terrible situación. Esto provocará la salida del coloso verde de su escondite, puesto que en ese mismo frondoso bosque de Alaska, Hulk cumple un exilio autoimpuesto para evitar que le persigan y para que la humanidad siga creyendo que con su muerte el peligro del terrorismo internacional ha pasado.

Otra historia paralela se encuentra en que Janis, la joven que conocimos en el especial Futuro Imperfecto y que cobrará bastante importancia en los próximos números, viaja del futuro a esta época para solicitar de nuevo auxilio al goliat verde, ya que otro tirano se ha alzado en su tiempo. No vuelve sola, puesto que una poderosa criatura con tecnología muy avanzada, llamada Presa, le persigue implacablemente y aniquilando a cualquiera que se interponga. Ante las molestias causadas por el sicario del futuro, Hulk decide echar una mano a la nieta de su único amigo Rick Jones.

jueves, septiembre 03, 2009



The Incredible Hulk vol. 2 números 441 y 442

Títulos: Hulk Fiction (441); Sesiones privadas (442)

Títulos originales: Hulk Fiction (441); Private Sessions (442)

Guion: Peter David

Lápiz: Angel Medina

Tinta: Robin Riggs

Color: Glynis Oliver

Valoración: 6 sobre 10

Edición española: Coleccionable El Increíble Hulk números 41 y 42, Planeta DeAgostini

Citas destacadas: -"¡Fijaos en los dinosaurios! ¡En cualquier criatura que vuele, nade o se arrastre! Antes o después se extinguen. ¿Creéis que con la humanidad será diferente? ¡Sólo yo soy capaz de ver la verdad! ¿Pretendéis juzgarme según los estándares del bien y del mal, de inocencia y culpabilidad? Nosotros no obedecemos la moral...la definimos." (Omnibus)

-"¿Por qué lo puedo todo...y aún así, sigo necesitándola? ¿Por qué?" (El Hombre Molécula)

-"Además de ser el mortal más fuerte de la Tierra, mi primo Bruce es el más listo. Las dos sabemos que no era ningún terrorista, y tu libro se lo contará a la gente. En cuanto a su muerte...todo el combate pareció preparado...orquestado." (Hulka)

Reseña: Quien haya leído cómics de superhéroes desde hace tiempo, sabrá que el tópico de que ninguna muerte es permanente, se cumple en el universo superheroico. Peter David lo califica como "sano escepticismo" que se adquiere tras una experiencia prolongada leyendo cómics de este género. Este autor transmite esta desconfianza sobre la muerte a los secundarios de la serie, que asumen el protagonismo después de la desaparición de Hulk durante el ataque nuclear del gobierno norteamericano: tras tantos retornos inesperados, ya saben que lo más seguro es que el supuesto difunto volverá más tarde o más temprano. Recordemos que el gigante esmeralda se sacrificó para evitar la III Guerra Mundial y, en consecuencia, la autodestrucción de la humanidad.

Por tanto, durante los dos próximos episodios, no veremos a Hulk en su serie, ya que la acción recaerá sobre la esposa de Banner, Betty, el doctor Samson, Rick Jones, Marlo, Hulka y el peor enemigo del coloso verde. De paso, Peter David cerrará varios argumentos pendientes para iniciar una nueva etapa en esta serie.

Betty acepta el encargo de una editorial para escribir un libro sobre su vida. Como no sabe muy bien cómo enfocarlo, en un principio se inspira en novelas y películas que ha visto, como Pulp Fiction (de ahí el peculiar título del número 441 Hulk Fiction), que le aporta un toque cómico a su dramática espera de su desaparecido marido para no pensar demasiado en que quizá éste haya fallecido finalmente. Por su parte, Rick Jones y su esposa Marlo siguen con los preparativos de su programa televisivo de entrevistas. Matt Talbot ha de enfrentarse a un juicio por sus métodos extremos, y también a sus propios demonios interiores por sus acciones. Y Omnibus, poseído por el alma del Líder, es sometido a juicio por su comunidad secreta, acusado de actos terroristas a través de la organización llamada la Alianza.

Mientras, Samson permanece en New Mexico esperando al goliat verde que suele volver al lugar donde se convirtió en Hulk. Sin embargo, se topa con el Hombre Molécula, el mortal más poderoso del Universo Marvel, capaz de alterar moléculas orgánicas e inorgánicas, a quien, con ayuda de Hulka, habrá de someterlo a un psicoanálisis exhaustivo para que supere una crisis sentimental que puede provocar una catástrofe en la Tierra si se desata el inconmesurable poder de este mortal.

martes, agosto 25, 2009

Hulk: Fantasmas del Futuro



The Incredible Hulk vol. 2 números 436, 437, 438, 439 y 440 (Saga Fantasmas del Futuro; Ghosts of the Future, 5 partes )

Títulos: Descubierto (436); Problemas de cabeza (437); Personalidad fragmentada (438); Chivo expiatorio (439); El Big Bang (440) - Fantasmas del Futuro, 5 partes

Títulos originales: Uncovered: Ghosts of the Future part 1 (436); Head Cases: Ghosts of the Future part 2 (437); Fragmented Personality: Ghosts of the Future part 3 (438); Scapegoat: Ghosts of the Future part 4 (439); The Big Bang- Ghosts of the Future part 5 (440)

Guion: Peter David

Lápiz: Ángel Medina

Tinta: Robin Riggs

Color: Glynis Oliver

Valoración: 9 sobre 10

Edición española: Coleccionable El Increíble Hulk números 40 y 41, Planeta DeAgostini

Citas destacadas: -"Sólo hay una forma de ocuparse de quienes no comprenden la simple pureza y la belleza de la paz: machacarlos a bombazos." (General de Brigada Terence Riggs)

-"¡Yo soy el Maestro! ¡El líder de la Alianza! ¡Yo soy el único responsable de la destrucción mundial! ¡Y reto a quien quiera a que me detenga!" (El Maestro)
-"Una rabia asesina podría desatarse en mí en el fragor de la batalla contra alguien como él. Si eso ocurriera, yo seré tan peligroso como el propio Hulk. No debe haber nadie al alcance de esta batalla. Porque será la última." (Thor)

-"Recuerdo que solían llamarme el Frankenstein de la era atómica. Monstruo y científico loco, todo en uno. Antes o después vendrán a por mí. Mejor que sea antes." (Hulk)

Reseña: Spiderman, Capitán América, Daredevil...la mayor parte de superhéroes coincide en que cuando cuelgan su disfraz, pueden llevar una vida relativamente normal, con sus amigos, su hogar, su pareja sentimental. Hulk ni siquiera puede aspirar a una vida normal. Al menos no en un largo o medio plazo de tiempo. Tampoco puede confiar en nadie ni viceversa, nadie puede fiarse de él. Su inestabilidad mental y su extremismo emocional le condenan a la inadaptabilidad social. Sólo tiene a Betty, con una relación que el tiempo ha reflejado como muy sólida, aunque a veces parezca flaquear. Todo ello convierte al gigante esmeralda en un personaje trágico y romántico.

Una de las causas del trastorno de personalidad múltiple o disociativa del protagonista se encuentra en un trauma infantil en que tanto ha incidido Peter David como causa directa de su personalidad fragmentada. Se reconocen varias personalidades en el mismo: el niño asustado que quiere estar solo (el Hulk salvaje); el adolescente hedonista y agresivo (el Hulk gris); el reprimido Banner y, por último, al que conocimos en Futuro Imperfecto, el perverso Maestro. Desde que el protagonista conoció a esta terrible personalidad oculta en sí mismo, ha vivido con el horror de degenerar en el Maestro, en su máxima perversión y degradación, esto es, en convertirse en un fiel reflejo de su maquiavélico padre. Su pesadilla se cumplirá en la presente saga, pero con fines bien distintos para los que vimos en Futuro Imperfecto.

El guionista norteamericano refleja perfectamente el estado de confusión y pánico en que se sume la población por culpa de las brutales acciones terroristas, lo cual permite que los extremistas (la derecha extrema o militares radicales a favor de la destrucción total de los posibles enemigos) asuman el poder y den un empujón a la posible autoexterminación de la humanidad. Todo esto constituye un asunto a la orden del día. Hulk conoce el futuro, contempla ante sus ojos como todas las nefastas predicciones se cumplen y una inminente hecatombe nuclear se encuentra a la vuelta de la esquina, por lo que decide rendirse ante lo inevitable y liberar al Maestro, su personalidad más temible y aborrecible, para que cargue con las culpas en un intento de conceder a la humanidad una nueva oportunidad para salvarse de sí misma y evitar que se cumplan los objetivos genocidas de su peor enemigo, el Líder.

Justo a tiempo para esta importante historia, que constituirá un antes y un después para el protagonista y, en general, para la etapa del guionista, se incorpora el nuevo dibujante regular, Ángel Medina, de trazo reconocible, con figuras deformes y alargadas, quien al menos cumplirá con su cometido de un dibujo aceptable en la presente saga de 5 números que no carecerá de épica y dramatismo intenso.

Para entender mejor Ghosts of the Future, conviene conocer algunos hechos de la continuidad en esta serie. Peter David se preocupó durante muchos episodios de transformar al Líder en el archienemigo definitivo de Hulk, en un ser realmente temible y peligroso, capaz de matar a miles de personas y de empujar a la humanidad al borde de la extinción con sus retorcidos planes. La última vez que lo vimos fue cuando Hulk asaltó su comunidad secreta en Canadá, cerca del Ártico, para intentar librarse de su peor enemigo de una vez por todas y, a partir de entonces, se le dio por muerto, pero ya se sabe cómo son estas cosas en los cómics, todos los lectores sospechábamos que en cualquier momento volvería. Su discípulo Omnibus fue el que se encargaría de liderar la comunidad de irradiados gamma que organizó el Líder tras la supuesta desaparición de éste, del que se revelará que en realidad, por una cuestión de supervivencia, se transfirió la mente del Líder en su sirviente Omnibus ejerciendo cierto control mental sobre él.

La historia comienza con el desmoronamiento de la farsa en el pequeño pueblo de Sunville en donde Betty y Hulk se ocultaban con falsas identidades para que las autoridades les dejasen en paz. Un comando militar dirigido por Matt Talbot, sobrino del malogrado Glenn Talbot, ex-marido de Betty, tan radical en sus métodos como su antecesor, junto a los nuevos Hulkbusters, consiguen capturar a Hulk aprovechando su actual debilidad: su metamorfosis en Banner (mente del Hulk ingenuo con cuerpo de humano) cuando se enfada sin control. No obstante, la Cabecera, un grupo de cyborgs producto de experimentos pasados del Líder, lo rescatan de su cautiverio en instalaciones del gobierno a cambio de que les apoye en su incursión contra su maléfico creador y enemigo común, al que creen vivo todavía.

Durante la operación de rescate por la Cabecera, Banner recibe el impacto de la explosión de una granada y, aunque al transformarse en Hulk sobrevive, la metralla en su interior, de la que ni siquiera su asombroso factor de curación puede librarle, amenaza con destruirlo en cuanto se transforme en Banner. Para intentar curarse, el gigante esmeralda viaja para visitar a Omnibus, al que cree su última esperanza, y comprobar, así, si existe alguna solución para su mal, como ya consiguió el Líder en el pasado en un caso similar cuando le estrajo una bala del cerebro.

Sin embargo, Omnibus es más de lo que parece, ya que se ve acosado por alucinaciones sobre el Líder, quien en realidad le manipula mentalmente para lograr sus fines entre los que se encuentra la formación y dirección de una organización terrorista ficticia, llamada La Alianza, que realiza atentados alrededor del mundo sembrando el pánico, la inestabilidad y el desconcierto entre los gobiernos. Allí, en Feudo Franco, Hulk se entera de que el mundo se encuentra al borde de la guerra nuclear por culpa de las acciones del Líder. Las voces de los militares más radicales que defienden el lanzamiento de bombas atómicas sobre los países sospechosos de ser responsables del terrorismo de La Alianza resuenan cada vez con más fuerza en las reuniones entre políticos.

Para salvar a la humanidad, Hulk se inclinará por un plan difícil y desconcertante: liberar la personalidad del Maestro que tanto teme y autoinculparse de los atentados. En cuanto lo haga, todas las miradas se girarán hacia Hulk que se convertirá en el enemigo público número uno. El gobierno norteamericano dará rienda suelta a uno de sus militares más extremistas, es decir, a Matt Talbot, quien pretende resolver este conflicto con cualquier medio a su alcance para aniquilar la amenaza terrorista. La primera y más "suave" estrategia que adoptarán contra Hulk consistirá en enviar al Vengador más poderoso, al dios del trueno Thor para que detenga al goliat verde. Ambos titanes desatarán su inmenso poder en un combate épico y fascinante hasta el punto de que, a la vista de los increíbles y destructivos poderes que manifiestan, se acabará considerando a ambos una amenaza y, por tanto, prescindibles y eliminables por cualquier método, por muy controvertido que resulte.